domingo. 24.01.2021 |
El tiempo

Estos son los grandes avances en la cura del VIH

Los investigadores trabajan arduamente en busca de nuevos medicamentos y tratamientos para el VIH
Estos son los grandes avances en la cura del VIH

Su propósito es encontrar terapias que extiendan y mejoren la calidad de vida de las personas con esta afección. Además, esperan desarrollar una vacuna y descubrir una cura para el VIH.

Aquí te damos una breve revisión de varias vías de investigación importantes.

Inyecciones mensuales

Se espera que una inyección mensual de VIH esté disponible a principios de 2020. Esta combina dos fármacos: el inhibidor de la integrasa Cabotegravir y el NNRTI llamado rilpivirina (Edurant).

Los estudios clínicos encontraron que la inyección mensual era tan efectiva para suprimir el VIH como el régimen diario típico de tres medicamentos orales.

El objetivo son los reservorios del VIH

Parte de lo que hace que sea difícil descubrir una cura para el VIH es que al sistema inmunitario se le dificulta atacar los reservorios de células con el virus. El sistema inmunitario generalmente no puede reconocer las células con VIH o eliminar las células que reproducen el virus de manera activa.

La terapia antirretroviral no elimina los reservorios del VIH. Los investigadores exploran dos tipos diferentes de curas para el VIH, que potencialmente destruirían los reservorios del VIH:

Cura funcional. Este tipo de cura controlaría la replicación del VIH en ausencia de terapia antirretroviral.

Cura esterilizante. Este tipo de cura eliminaría por completo el virus que es capaz de replicarse.

Romper el virus del VIH

Los investigadores de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign han estado utilizando simulaciones computarizadas para estudiar la cápside del VIH. La cápside es un contenedor del material genético del virus. Lo protege al virus para que el sistema inmunitario no pueda destruirlo.

Comprender la composición de la cápside y cómo interactúa con su entorno puede ayudar a los investigadores a encontrar una manera de abrirla.

Al romper la cápside, se podría liberar el material genético del VIH en el cuerpo, donde el sistema inmunitario puede destruirlo. Es una frontera prometedora en el tratamiento y la cura del VIH.

‘Cura funcional’

Timothy Ray Brown, estadounidense que vivió en Berlín, recibió un diagnóstico de VIH en 1995 y un diagnóstico de leucemia en 2006. Él es una de las dos personas que en ocasiones se denominan “el paciente de Berlín”.

En 2007, Brown recibió un trasplante de células madre para tratar la leucemia y suspendió la terapia antirretroviral. Desde que se realizó ese procedimiento, el VIH ya no se detectó en él.

Los estudios de múltiples partes de su cuerpo en la Universidad de California, San Francisco, han demostrado que no tiene VIH. Se considera que está “efectivamente curado”, según un estudio publicado en PLOS Pathogens. Es la primera persona en curarse del VIH.

En marzo de 2019, se hizo pública la investigación de otros dos hombres que habían sido diagnosticados tanto de VIH como de cáncer. Al igual que Brown, ambos hombres recibieron trasplantes de células madre para tratar su cáncer. Ambos también interrumpieron la terapia antirretroviral después de recibir sus trasplantes.

En el momento en que se presentó la investigación, “el paciente de Londres” había podido permanecer en remisión del VIH durante 18 meses y contando.

“El paciente de Dusseldorf” había podido permanecer en remisión del VIH durante tres meses y medio y contando.

Dónde estamos ahora

Los investigadores apenas entendían el VIH hace 30 años, y mucho menos sabían cómo tratarlo o curarlo. A lo largo de las décadas, los avances en tecnología y capacidades médicas han venido produciendo tratamientos más avanzados contra el VIH.

Hoy en día, los tratamientos antirretrovirales exitosos pueden detener la progresión del VIH y disminuir la carga viral de una persona a niveles indetectables. Tener una carga viral indetectable no solo mejora la salud de una persona con VIH, también elimina el riesgo de que transmita el VIH a una pareja sexual.

La terapia farmacológica dirigida, además, puede evitar que las personas embarazadas con VIH transmitan el virus a sus hijos.

Cada año, cientos de ensayos clínicos apuntan a encontrar tratamientos aún mejores para el VIH con la esperanza de algún día encontrar una cura. Esos nuevos tratamientos vienen acompañados de mejores métodos para prevenir la transmisión del VIH.

Estos son los grandes avances en la cura del VIH
Comentarios