Britney Spears se sincera tras poner fin a la tutela de su padre: "Anoche me tomé mi primera copa de champán"

Britney Spears se sincera tras poner fin a la tutela de su padre: "Anoche me tomé mi primera copa de champán"
Britney Spears se sincera tras poner fin a la tutela de su padre: "Anoche me tomé mi primera copa de champán"

"Es el mejor día de mi vida", dice la cantante al recuperar el control de su persona, de su trabajo y de un patrimonio de unos 60 millones de dólares

 


 

Britney Spears se sincera tras poner fin a la tutela de su padre: "Anoche me tomé mi primera copa de champán"

Britney Spears está viviendo uno de los momentos más reconfortantes de toda su vida. La estrella del pop, que lleva tiempo luchando por acabar con la tutela a manos de su padre, consiguió el pasado viernes ser "libre" tras más de 13 años, después de que una jueza pusiera punto y final a la tutela legal sobre su persona y patrimonio.

"Doy las gracias todos los días por poder tener las llaves de mi coche, ser independiente, tener una tarjeta de crédito, ver dinero en efectivo por primera vez y poder comprar velas", escribió en una de sus últimas publicaciones en Instagram.

Este fin de semana ha sido el primero en el que ha podido saborear la libertad y los pequeños placeres de la vida. "Qué fin de semana tan increíble...¡Me he sentido como si estuviera en el séptimo cielo todo el tiempo! De hecho, anoche tomé mi primera copa de champán en el restaurante más bonito que he visto nunca. Creo que he esperado lo suficiente después de 13 años", explicó.

"Pero no estoy aquí para ser una víctima", sentenció Spears. El abogado de a artista, Mathew Rosengart, precisó que la decisión judicial entró en efecto "de inmediato", tanto en lo que se refiere a la custodia legal de la persona como del patrimonio, uno valorado en unos 60 millones de dólares.

La intérprete de Toxic, que cumplirá 40 años el 2 de diciembre, quiere dejar atrás todos esos momentos trágicos que tuvo que vivir desde que era una niña, muchos de ellos debidos a una gran inestabilidad familiar. "Viví con víctimas toda mi vida, por eso salí de mi casa. Y trabajé durante veinte años, trabajé como una loca", dijo.

En el texto que acompaña su vídeo, confesó que su familia "debería estar en la cárcel" por todas las cosas que le hicieron. "Honestamente, todavía me sorprendo cada día que me despierto pensando cómo mi familia pudo hacer todo lo que me hicieron...¡fue algo desmoralizador y degradante!. Ni siquiera estoy mencionando todas las cosas malas que me hicieron por las que deberían estar en la cárcel...¡sí, incluida mi madre que va a la iglesia!", señaló refiriéndose a su progenitora Lynne, de 66 años.

Spears explicó también que, a pesar del dolor, espera que su historia ayude a otras personas en un futuro. "Estoy aquí para defender a las personas con discapacidades y enfermedades reales. Soy una mujer fuerte, así que espero que mi historia tenga un impacto y promueva algunos cambios en este sistema corrupto".

"Mi voz estuvo silenciada y amenazada durante tanto tiempo", continuó Spears, "y no pude hablar ni decir nada, y gracias a ustedes y a la conciencia de saber lo que estaba pasando y hacerlo público, me salvaron la vida, en cierto modo", concluyó.

 

Britney Spears se sincera tras poner fin a la tutela de su padre: "Anoche me tomé mi primera copa de champán"
Comentarios