“Sobreviví a un monstruo”: el crudo relato de una ex novia de Marilyn Manson

"Sobreviví a un monstruo": el crudo relato de una ex novia de Marilyn Manson
"Sobreviví a un monstruo": el crudo relato de una ex novia de Marilyn Manson

Ashley Morgan Smithline es una de las 15 mujeres, incluidas las actrices Evan Rachel Wood y Esmé Bianco, que han acusado al cantante de abuso sexual, psicológico y físico

“Sobreviví a un monstruo”: el crudo relato de una ex novia de Marilyn Manson

Ashley Morgan Smithline afirmó que el rockero Marilyn Manson la violó y abusó de ella durante los dos años de relación. “Sobrevivi a un monstruo”, afirmó la ex pareja del cantante, que ya tiene varias acusaciones en su contra por abuso sexual y violencia física.

“Me atrajo con esta inteligencia infinita”, aseguro Smithline, de 36 años, a la revista People. Se mudó con él. Al poco tiempo comenzaron los abusos. La agresión física ya no era suficiente para él. La violó por primera vez mientras dormía. Ella se despertó gritando y se dio cuenta de que tenía los brazos atados. Manson había estado abusando de ella toda la noche. “No dejaba de decirme: ‘No puedes violar a alguien de quien estás enamorado’”.

En el transcurso de su intermitente relación, Smithline dijo que además de ser agredida sexualmente por la estrella en innumerables ocasiones, Manson, de 52 años, la mordió, la azotó, la cortó con un cuchillo y le metió el puño en la boca durante el sexo.

Según Smithline, Manson comenzó a enviarle docenas de mensajes de texto a todas horas del día y de la noche a medida que las cosas se volvían “lentamente, cada vez más invasivas”. Mientras ella, que es de ascendencia judía, estaba en el exterior, el cantante le pidió que buscara objetos de interés nazis como cuchillos y látigos para llevárselo a Los Ángeles.

También contó que cada vez que él se enojaba, la encerraba en el “cuarto de chicas malas”, una habitación de cristal insonorizada. Otras mujeres que acusaron a Manson también hicieron mención sobre la existencia de esta habitación en la casa del cantante.

Y afirmó que Manson grabó sus iniciales en su muslo con un cuchillo adornado con una esvástica. Semanas después de su relación, la obligó a hacer un pacto de sangre. “Me cortó en el estómago y luego bebió mi sangre. Luego, me hizo beber la suya”, dijo.

Smithline comparó la relación con estar en una secta, diciendo que Manson le “lavó el cerebro”. “Temía por mi vida cada momento que estuve con él, pero más temía que se fuera a deshacer de mí y encontrara a alguien más. Y eso es realmente enfermizo“.

“No soy una víctima”, afirmó. “Soy una sobreviviente. Quiero que la gente sepa quién es él, y vale la pena si no vuelve a lastimar a una mujer más”.

La actriz de “Game of Thrones”, Esmé Bianco, presentó una demanda por agresión sexual contra Manson la semana pasada, mientras que la actriz de “Westworld”, Evan Rachel Wood, hizo públicas sus acusaciones en línea y en una declaración a Vanity Fair en febrero.

Bianco emitió un comunicado en el que asegura que alzó la voz para impedir que Manson “siga destrozando más vidas” e instó a que otras víctimas lo denuncien. “No es un artista incomprendido. Se merece estar tras las rejas por el resto de su vida”, afirmó.

Un representante de Manson calificó las afirmaciones de Bianco de “falsas” y respondió a las acusaciones de Smithline a People con un comunicado: “Hay tantas falsedades en sus afirmaciones que no sabríamos por dónde empezar. Esta relación no duró una semana”.

El propio Manson, que fue abandonado por su sello discográfico y también por su manager a raíz del escándalo, ha insistido en que todas las acusaciones son “horribles distorsiones de la realidad”.“Mis relaciones íntimas siempre han sido consensuadas con personas de ideas afines. Independientemente de cómo, y por qué, otros ahora eligen tergiversar el pasado, esa es la verdad “, escribió en las redes sociales en febrero.

“Sobreviví a un monstruo”: el crudo relato de una ex novia de Marilyn Manson
Comentarios