jueves. 29.10.2020 |
El tiempo

Argentina en contra, México en abstención: la inédita votación en la ONU contra Maduro

Una exembajadora fustigó que Argentina haya votado la resolución adoptada por presidentes como Martín Vizcarra y países como Perú, donde “se violan flagrantemente los derechos humanos”
Argentina en contra, México en abstención: la inédita votación en la ONU contra Maduro

El cuestionado mandatario venezolano Nicolás Maduro celebró en su momento los triunfos electorales de Andrés Manuel López Obrador en México y de Alberto Fernández en la Argentina, no solo por su afinidad ideológica, sino por considerarlo beneficioso para la política regional.

En cambio para Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por casi 60 naciones, resultó al revés. Los gabinetes que lideraban Enrique Peña Nieto y Mauricio Macri respaldaban las acciones de la oposición en contra del régimen.

Ahora Argentina y México han creado un frente diplomático cuyo principio es la no injerencia. Constantemente han rechazado o han decidido no tomar una postura en diversas votaciones relacionadas a Venezuela, hasta este martes 6 de octubre.

El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución para extender por dos años más la Misión Internacional creada en 2019 para investigar las presuntas violaciones de derechos humanos en Venezuela.

Se trata de la misma Misión que el mes pasado responsabilizó a Maduro por crímenes de lesa humanidad, como ejecuciones extrajudiciales y el uso sistemático de la tortura. En la misma línea de lo esbozado por la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

Argentina y México

La resolución que extiende la indagación por otros dos años, redactada por el Grupo de Lima, fue adoptada por 22 votos (Alemania, Italia, España y Ucrania, entre otros) contra tres (Venezuela, Eritrea y Filipinas), y 22 abstenciones —la mayoría de países africanos, pero también de México—.

“Esta resolución no solamente transciende diferencias políticas, sino también diferencias ideológicas, es un mensaje de cohesión y comprensión sobre lo que pasa en Venezuela”, apuntó Miguel Pizarro, comisionado presidencial para la ONU designado por Guaidó.

Durante una conferencia de prensa telemática en la que participó La República, Pizarro enfatizó: “El régimen no solamente ha perdido una importante base de apoyo con la que solía contar dentro del Consejo, también ha venido perdiendo la capacidad de que lo acompañen países que tradicionalmente estaban con ellos”.

Preguntado por este diario sobre el paso de la Argentina, sostuvo que se trata de un hecho destacable porque el régimen de Maduro “contaba con que iban a votar en contra de nuestra resolución”.

“Que Argentina haya votado por nuestra resolución es un mensaje muy importante de respaldo a las víctimas y el reconocimiento de vulneración de derechos humanos en Venezuela. Esperamos que esta conducta se pueda seguir manteniendo y que lo que hoy es un apoyo en el Consejo, se pueda transformar también en distintos escalones de apoyo de aquí en adelante”, llamó.

Para Pizarro, un estrecho colaborador de Guaidó, las abstenciones —especialmente por México— son un rechazo disimulado contra Maduro y en general, la “radiografía de la situación” es “una línea de tiempo de lo que viene”.

Críticas en Argentina

Alicia Castro, quien fue embajadora de la Argentina en Caracas entre 2006 y 2011, rechazó el viraje del Ejecutivo peronista —que incluye a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, una aliada constante del chavismo— a través de su cuenta en Twitter.

“Argentina votó la resolución del Grupo de Lima condenando a Venezuela con (Jair) Bolsonaro, (Iván) Duque, (Sebastián) Piñera y (Martín) Vizcarra, en cuyos países se violan flagrantemente los derechos humanos”, escribió en la red social.

La representante de Perú ante la ONU en Ginebra, Silvia Alfaro, presentó la resolución en nombre del Grupo de Lima. “Seguimos viendo nuevos casos de asesinatos arbitrarios, torturas y otras graves violaciones a los derechos humanos en ese país”, criticó.

En su tuit la exembajadora argentina agregó: “México votó con Venezuela. Un lamentable giro en nuestra política exterior”. En ese mismo sentido el Partido Comunista de la Argentina repudió la decisión de Buenos Aires y ratificó su “solidaridad con la Revolución Bolivariana”.

Por su parte, el sociólogo y politólogo argentino, Atilio Borón, difundió un video en la red social para sumarse a las críticas.

“Argentina votó en contra de lo que es la tradición diplomática argentina ya desde la época de la doctrina Drago —en relación a la política exterior del antiguo canciller Luis María Drago— de la no intervención, votó a favor de mantener la injerencia de Estados Unidos en Venezuela”, lamentó.

El canciller argentino Felipe Solá, quien ha sido consultado sobre el país caribeño en múltiples ocasiones, admitió al medio local A24 que “en Venezuela hay violaciones de los derechos humanos”, así como hay “un bloqueo financiero físico y financiero, que golpean al pueblo venezolano”.

Una postura mencionada por Pizarro, quien enfatizó que no coinciden en esa visión sobre las sanciones. No obstante, "hoy estamos totalmente de acuerdo en el tema de derechos humanos, en la investigación, en el castigo, en la determinación de responsabilidades”.

Rechazo desde Caracas

Tanto Maduro como el resto de funcionarios chavistas han desacreditado cada uno de los informes presentados en la ONU sobre presuntas violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Esta vez no fue la excepción.

“El presidente Maduro quisiera preguntarle a la Unión Europea: ¿va a seguir con el guion maltrecho, golpeado y fallido de Donald Trump contra Venezuela?”, cuestionó el embajador venezolano ante Naciones Unidas en Ginebra, Jorge Valero.

Citado por agencias internacionales el experimentado diplomático calificó de “fantasmagórica” la Misión Internacional porque “elabora informes falsos, sin rigor científico, y ha despilfarrado casi tres millones de dólares”.

Para Guaidó y el resto de la oposición es un bálsamo luego de que la Justicia británica anulara en la víspera el fallo que daba poder a la presidencia encargada sobre el oro de Venezuela que está depositado en el Banco de Inglaterra.

“Son 59 países que han trascendido cualquier tipo de diferencia ideológica, política y regional, y todos están de acuerdo en que lo de Venezuela es inaceptable, en que el asesinato y la violación de derechos humanos no se puede seguir tolerando”, resaltó Pizarro.

Argentina en contra, México en abstención: la inédita votación en la ONU contra Maduro
Comentarios