Domingo. 22.09.2019 |
El tiempo

El colegio de tu hijo, ¿educación o negocio?

Según los resultados académicos que figuran en el Ministerio de Educación relativos a los ciclos de Educación Secundaria Obligatoria, el porcentaje de alumnos que repite oscila entre el 9,7 % en el primer curso y el 6,7 % en el cuarto curso
El colegio de tu hijo, ¿educación o negocio?

Además, este resultado arroja que en la mayoría de casos los alumnos repetidores cursaban el año académico en centros de enseñanza públicos.

Llama la atención la diferencia en cuanto al número de alumnos repetidores en centros sostenidos con fondos públicos y centros privados. En los centros privados, el porcentaje de alumnos repetidores no llega al 2 % pero, ¿qué lo motiva?

 

En el artículo de hoy queremos dar introducción a un tema del que no se habla abiertamente, pero que es habitual en algunos centros escolares privados (siempre basándonos en la experiencia y opiniones que aportan nuestros lectores).

 

Desde que somos pequeños hemos escuchado comentarios en relación a que existen colegios donde se aprueba “pagando”, independientemente de los contenidos aprendidos y las pruebas calificatorias superadas.

 

En un centro público, el alumno sólo aprueba las asignaturas siempre y cuando realice los trabajos requeridos, tenga un buen comportamiento, y realice todos los exámenes con resultados satisfactorios. Es más, en caso de que se haya quedado alguna asignatura pendiente, únicamente existe la oportunidad de aprobarla en los exámenes de recuperación que se realizan en el mes de junio (sí, el mismo mes en que termina el curso escolar ordinario), pues ya no existe la opción de recurrir a septiembre y dedicar el verano a reforzar los conocimientos del curso para poder superar estas pruebas y lograr el objetivo de pasar de curso.

 

En un centro privado debería ser similar, sin embargo, según testimonios recogidos por este diario, nos indican que no es así, existen muchas diferencias entre una enseñanza y otra.

 

Según hemos podido saber, hay algunos colegios que pueden aprobar todas las asignaturas que han sido suspendidas durante el curso sin necesidad de que tus hijos se pasen todo un verano estudiando.

Según declaran algunos padres consultados, basta con inscribir al alumno al curso de verano que imparten estos centros en sus propias instalaciones (con precios que van desde los 2000€ hasta los 5000 €) y que generalmente tienen una duración de 4-6 semanas.

Estos mismos centros también cuentan con la modalidad de estudiar por tu cuenta durante el verano y acudir a los exámenes de recuperación que se realizan en el centro, sin necesidad de acudir presencialmente y tener que pagar el curso de verano; pero el resultado, según afirman, no es el mismo que si abonas el curso de verano, no tiene nada que ver.

 

Además, los propios alumnos se quejan sobre las diferencias que dicen sentir con respecto al trato de unos grupos y otros, refiriéndose a que consideran que los profesionales del centro ejercen trato de favor hacia algunos alumnos que realizan la opción de deportes, y que forman parte de la cantera de un conocido equipo de fútbol madrileño. 

 

Se trata de un tema sensible sobre el que nos gustaría ahondar, por lo que sobre esta y otras cuestiones profundizaremos en próximos artículos.

El colegio de tu hijo, ¿educación o negocio?
Comentarios