Colombia: alcaldes de Bogotá y Medellín se niegan a militarizar ciudades

Colombia: alcaldes de Bogotá y Medellín se niegan a militarizar ciudades
Colombia: alcaldes de Bogotá y Medellín se niegan a militarizar ciudades

Presidente Iván Duque autorizó que fuerzas armadas tomen las calles de su país para repeler protestas contra reforma fiscal

Colombia: alcaldes de Bogotá y Medellín se niegan a militarizar ciudades

Los alcaldes de Bogotá y Medellín rehusaron utilizar a las fuerzas armadas de Colombia para reprimir protestas contra reforma fiscal del presidente Iván Duque. Mandatario autorizó “asistencia militar” tras cuatro días de enfrentamientos entre manifestantes y policías.

La burgomaestre de Bogotá, Claudia López, aseguró por la noche del sábado que su comuna “no requiere ni ha solicitad ninguna militarización”. Señaló en Twitter que la movilización fue mayoritariamente pacífica en la capital colombiana y, pese a registrar algunos actos vandálicos, “la Policía tiene la situación bajo control”.

En la misma línea, se expresó el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien dijo que la ciudad “no solicitará asistencia militar adicional en el marco de las movilizaciones actuales”.

El presidente Iván Duque recurrió a la Constitución de su país para sostener la intervención militar hasta que “cesen los hechos de grave alteración del orden público”. Este apoyo de las fuerzas armadas sería coordinado con alcaldes y gobernadores.

La declaración del gobernante colombiano tuvo lugar poco después de que se registraran nuevos episodios de violencia y desórdenes en Bogotá, Cali y otras ciudades de Colombia en el cuarto día de protestas contra la reforma fiscal del Gobierno.

Protesta llegó a la casa de Duque

El sábado 1 de mayo se registró violencia y desórdenes en Bogotá, Cali y otras ciudades. La jornada coincidió con las celebraciones por el Día de los Trabajadores.

Una multitud se congregó frente al condominio donde reside el mandatario Iván Duque en Bogotá para expresar su inconformismo con el Gobierno. Fueron dispersados con gases por la Policía local, que además utilizó tanquetas para abrirse paso. La agencia EFE reportó saqueos a supermercados en la zona norte de la capital colombiana.

Las protestas más numerosas del sábado sucedieron en Cali, en las que participaron decenas de miles de personas. Esta manifestación sucedió sin violencia por lo general, salvo algunos conatos de enfrentamientos con los agentes policiales.

Las autoridades no informaron de lesionados en este cuarto día consecutivo de reclamos. Sin embargo, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, advirtió que tres personas murieron en Cali en los últimos días en situaciones vinculadas con las protestas y que otros tres decesos están en verificación.

Colombia: alcaldes de Bogotá y Medellín se niegan a militarizar ciudades