Decenas de civiles muertos en ataque a la estación de Kramatorsk (Ucrania)

ataque estacion tren
Este nuevo ataque, en el que además de los fallecidos resultaron heridas más de 100 personas, se trata de uno de los más sangrientos de los producidos hasta la fecha
Decenas de civiles muertos en ataque a la estación de Kramatorsk (Ucrania)

Decenas de civiles fallecieron en el ataque producido cuando un misil cayó en la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk, al este de Ucrania, una zona de la que miles de civiles están huyendo por miedo a una ofensiva rusa.

En el ataque, uno de los más sangrientos de los que se han producido durante la invasión a Ucrania hace seis semanas, se han registrado más de 100 heridos. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, lo calificó como un "acto de maldad sin límites" por parte de Rusia.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa ruso ha negado ser el autor del ataque, denunciando una "provocación" de Kiev.

"El objetivo de este ataque orquestado por el régimen de Kiev contra la estación de tren de Kramatorsk era impedir que la población civil se fuera de la ciudad para poder usarla como escudo humano", aseguró el Ministerio de Defensa ruso, subrayando que el misil fue lanzado desde la ciudad ucraniana de Dobropillya, a unos 45 kilómetros de Kramatorsk.

Según Oleksander Kamyshin, responsable de la compañía ferroviaria ucraniana Ukrzaliznytsia, se trata de "un ataque deliberado".

❗️Касетним Іскандером - по залізничному вокзалу Краматорська вдарили російські фашисти.
Поліція та рятувальники, що працюють на місці, повідомляють про десятки загиблих та поранених людей. 👇 pic.twitter.com/Z8mAahF0Ci

— Павло Кириленко (@Pavlo_Kyrylenko) April 8, 2022

Alrededor de la estación de Kramatorsk han quedado automóviles carbonizados y restos retorcidos del misil en el que se podía leer, con letras blancas y en ruso, la inscripción "por nuestros niños". Esta frase es usada a veces por los separatistas prorrusos para referirse a sus hijos muertos en la guerra del Donbás, que comenzó en 2014.

La estación quedó destrozada, llena de maletas abandonadas, cristales rotos, escombros y desolación. El interior de la estación, por la que han sido evacuadas miles de personas desde hace días, estaba todo lleno de sangre, pisoteada y extendida hacia la calle.

Desde hace días, las fuerzas rusas concentran sus operaciones en este y sur de Ucrania, en un deseo de crear un corredor entre Crimea, ocupada y anexada en 2014 por Moscú y las regiones separatistas prorrusas de Donestk y Lugansk, en el Donbás ucraniano.

Esto obliga a miles de civiles a huir hacia el oeste y el norte, aunque en muchos casos las evacuaciones se ven perturbadas por los bombardeos.

"No es ningún secreto, la batalla por el Donbás será decisiva. Lo que ya hemos vivido, todo este horror, puede multiplicarse", dijo el gobernador de Lugansk, Sergii Gaidai.

Analistas consideran que el presidente ruso Vladimir Putin quiere hacerse con el control del Donbás antes del desfile militar del 9 de mayo, que conmemora el fin de la Segunda Guerra Mundial, una fecha muy importante y simbólica en Rusia.

En Donetsk, el responsable militar regional Pavlo Kyrylenko indicó que tres trenes habían sido temporalmente bloqueados por un ataque aéreo ruso contra una estación.

Repercusión a nivel mundial

 

Este viernes, Reino Unido anunció sanciones a las hijas de Vladimir Putin, y de su ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, en un deseo de atacar el "fastuoso tren de vida del círculo cercano al Kremlin".

Las repercusiones del conflicto se dejan sentir en todo el mundo. La ONU y la FAO anunciaron que los precios mundiales de los alimentos alcanzaron en marzo "un nivel nunca registrado" debido a la guerra en Ucrania, que afecta seriamente al comercio de cereales y aceites vegetales.

Decenas de civiles muertos en ataque a la estación de Kramatorsk (Ucrania)
Comentarios