Jueves. 17.10.2019 |
El tiempo

TRES AÑOS DE ALTIBAJOS HAN PASADO DESDE QUE SE REALIZÓ EL REFERÉNDUM PARA DETERMINAR QUE EL REINO UNIDO DEJARÍA DE PERTENECER A LA UNIÓN EUROPEA Y LA LUCHA CONTINÚA

La ruta fatal del Brexit

Con la dureza de Boris Jonhson puesta sobre un Brexit que atiza la incertidumbre de los europeos durante más de tres años, en el mes de octubre se acaban los días para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, de la que no pocos prevén efectos políticos y económicos negativos
La ruta fatal del Brexit

El camino ha sido más que escabroso, un viacrucis que además de que implica el fin de las fronteras libres a los trabajadores, a las mercancías y a las aduanas entre las dos posiciones, les ha costado el puesto a dos primeros ministros y un desacuerdo que amenaza la paz en Irlanda e Irlanda del Norte.

Todo empezó cuando David Cameron, para lograr la relección como primer ministro en 2015, prometió en su campaña llevar a las urnas la separación del Reino Unido, que luego presionó el ala euroescéptica de su partido Conservador, al que anticipó promovería en contra, pero perdió.

Estos son los hechos más relevantes desde el referéndum del Brexit:

2016

El 23 de junio se celebró el referéndum sobre la salida o permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. El 51.9 por ciento votó a favor del Brexit -que es la abreviatura de Britain (Gran Bretaña) y Exit (salida)- mientras que el 48.1 por ciento sufragó por permanecer en el bloque comunitario.

El 13 de julio, con la derrota a cuestas, el entonces primer ministro David Cameron presenta su dimisión a la reina Isabel II, quien horas después llama a la lideresa del partido mayoritario en la Cámara de los Comunes, Theresa May, para pedirle que forme gobierno.

2017

El 19 de junio de 2017 se activa el Brexit con el inicio de la primera etapa de negociaciones para fijar el calendario que deberá finalizar antes de marzo de 2019, cuando se cumple la fecha de dos años previsto en los Tratados europeos para la salida de un Estado miembro.

El 8 de diciembre el gobierno del Reino Unido se compromete a pagar la factura del Brexit que asciende a 45 mil millones de euros, garantizar los derechos de los ciudadanos europeos que viven en territorio británico y que no haya una frontera estricta con Irlanda.

2018

El 19 marzo de 2018, la Unión Europea y el Reino Unido acuerdan el periodo de transición, que va del 30 de marzo de 2019 al 31 de diciembre de 2020. En ese lapso, Londres no podrá participar en las decisiones comunitarias, pero mantendrá el acceso al mercado único y a la unión aduanera.

El 13 de noviembre, el gobierno de Theresa May anuncia un principio de acuerdo con Bruselas, sede de la UE, que resolvería el obstáculo de la frontera irlandesa. Los principales ministros británicos lo avalan, pero el ministro del Brexit, Dominic Raab, renuncia al no apoyar el texto.

El 13 y 14 de diciembre, la primera ministra se enfrenta en Bruselas a la inflexibilidad de los líderes europeos al tratar de obtener elementos que ayuden a favorecer la adopción en Londres del acuerdo negociado.

2019

El 15 de enero y el 14 de febrero, la primera ministra sufre dos derrotas cuando el parlamento británico vota en contra del acuerdo que negoció Theresa May con Bruselas para la salida del Reino Unido del bloque comunitario.

El 11 de abril, en el límite de la fecha en que terminaría el Brexit, la Unión Europea dio seis meses extra al Reino Unido, hasta el 31 de octubre de 2019, para lograr una salida ordenada del bloque, con lo que evitó el caos por un término abrupto y sin acuerdo.

El 24 de mayo, Theresa May anuncia su dimisión al cargo de primera ministra de Gran Bretaña, que dejaría hasta el mes de julio, luego de fracasar en su nuevo intento de concretar el Brexit. “Lo intenté tres veces”, lamentó.

El 24 de julio, El excanciller Boris Johnson, partidario de un “Brexit duro”, quien gana el liderazgo del partido Conservador, asume el poder con la promesa de concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre “pase lo que pase”.

El 28 de agosto, el primer ministro británico, Boris Johnson, solicitó a la reina Isabel II suspender el Parlamento del 10 de septiembre al 14 de octubre para evitar que la oposición frene un Brexit sin acuerdo. Después la Corte declara ilegal la medida y regresan a sesiones el 25 de septiembre.

Desde entonces sigue la disputa entre el primer ministro británico y el parlamento, entre quienes apoyan un Brexit duro, y uno acordado; entre quienes quieren solicitar otra prórroga hasta 2020 y quienes se van por la fecha fatal del 31 de octubre, para volver a controlar sus fronteras ante la migración.

El primer ministro británico, Boris Johnson, presentó el pasado 2 de octubre una propuesta de acuerdo para salir de la Unión Europea, que reconoce un estatus especial para Irlanda del Norte y la creación de dos fronteras virtuales, una en el mar del Norte y otra entre las dos Irlandas, donde se juega la estabilidad de la zona.

Aún queda el resto del mes de octubre para que las partes alcancen un acuerdo que, de no existir, el efecto económico negativo que tendría una salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea afectaría a la eurozona y, de paso, al mundo.

La ruta fatal del Brexit
Comentarios