Jueves. 17.10.2019 |
El tiempo

Lenín Moreno declara el estado de excepción

A fin de precautelar la seguridad ciudadana por las manifestaciones contra la liberación del precio de combustibles más demandados, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó estado de excepción de 60 días en el país y reiteró que continuarán las medidas económicas anunciadas ayer
Lenín Moreno declara el estado de excepción

En su cuenta Twiter, escribió: “He dispuesto el Estado de Excepción para precautelar el orden, la seguridad ciudadana y con el fin de controlar a quienes pretenden provocar caos. No accederemos a chantajes y actuaremos acorde a la ley”.

 

En un mensaje difundido desde El Palacio de Carondelet, el ejecutivo afirmó: “Las medidas que tomamos en conjunto están en firme, no existe posibilidad de cambiar, principalmente las relacionadas con el subsidio que causa tanto daño al país que distorsionaba la economía”, de acuerdo a un reporte del diario El Comercio.

 

Desde temprana hora, el gabinete de ministros comenzó a llegar a la sede del gobierno, el cual estaba cercado por un fuerte operativo de seguridad, dadas las protestas que se encaminaban a la zona centro. En el lugar la ministra de gobierno, María Paula Romo, dijo que el estado de excepción será por 60 días.

 

En tanto, en su mensaje Moreno advirtió “a quienes pretenden imponer el caos como mecanismo de conseguir algo… Ese tiempo se acabó. Debemos abandonar esa costumbre que linda con lo miserable de tratar de imponer criterios y peor todavía con actos vandálicos y actos de violencia”.

 

No obstante, aclaró que su gobierno está dispuesto al diálogo “siempre estaremos dispuestos a ceder espacios que no comprometan bajo ninguna circunstancia la ética y moral”, añadió el mandatario, según el sitio digital elcomercio.com.

 

En su oportunidad, el ministro de Trabajo, Andrés Madero, señaló que se mantienen pláticas con los transportistas y aseguró que “escucharemos a todos los sectores siempre y cuando exista orden. Se deben respetar los derechos de todos”.

 

El estado de excepción permite al ejecutivo de Ecuador el uso de las Fuerzas Armadas en las calles, cerrar puertos, aeropuertos y pasos fronterizos, así como trasladar la sede del gobierno a cualquier región del territorio nacional y censura previa en los despachos informativos por seguridad de Estado.

 

Este jueves, un paro nacional de labores de la federación de transporte, al que se sumaron otras organizaciones, inmovilizó el territorio ecuatoriano, toda vez que los inconformes bloquearon calles, avenidas y autopistas, para exigirle al gobierno que elimine el paquete de medidas y reformas económicas anunciadas el miércoles.

Lenín Moreno declara el estado de excepción
Comentarios