Muestran restos de submarino seccionado en tres, donde murieron 53 pasajeros

Muestran restos de submarino seccionado en tres, donde murieron 53 pasajeros
Muestran restos de submarino seccionado en tres, donde murieron 53 pasajeros

Militares indonesios han difundido las imágenes del hallazgo tras recibir señales frente a Bali, a más de 800 metros de profundidad

Muestran restos de submarino seccionado en tres, donde murieron 53 pasajeros

Este domingo 25 de abril, la Marina indonesia anunció que encontró al desaparecido submarino que había naufragado cuatro días antes frente a las costas de Bali, y confirmó la muerte de los 53 miembros de su tripulación, al término de una intensa y desesperada búsqueda.

Militares del país han difundido las imágenes captadas por un vehículo operado por control remoto que muestran los restos del sumergible, que había desaparecido el último miércoles y fue encontrado seccionado en tres partes en el lecho marino frente a Bali, según el jefe del estado mayor de la Armada, Yudo Margono.

Las autoridades recibieron señales desde el lugar a más de 800 metros (2.600 pies) de profundidad a primera hora de la mañana del domingo. Para obtener una confirmación visual, utilizaron un vehículo de rescate submarino suministrado por Singapur.

Más partes de la embarcación fueron descubiertas en esta jornada, incluyendo un ancla y trajes de seguridad usados por los miembros de la tripulación.

Aviones, barcos y cientos de militares habían sido movilizados para localizar el KRI Nanggala 402, un sumergible de unos 40 años de construcción alemana, desaparecido durante unos ejercicios.

Las esperanzas de supervivencia de la tripulación ya eran consideradas mínimas, ya que las reservas de oxígeno del submarino se habrían agotado. Entre los objetos hallados, se recuperó la pieza de un sistema de torpedos y una botella de grasa para lubricar periscopios.

También se encontró una alfombra utilizada para rezar, habitual en Indonesia, el país que alberga mayor número de musulmanes en el mundo. El presidente Joko Widodo había descrito a los marinos desaparecidos como los “mejores patriotas”.

Las autoridades no han dado aún una explicación oficial del accidente, pero sostienen que el submarino pudo haber sufrido un masivo fallo eléctrico que le impidió a la tripulación volver a la superficie.

Yudo Margono, jefe de la Marina indonesia, había descartado una posible explosión, al estimar más probable que el submarino se descompusiera por la presión del agua a profundidades superiores a 800 metros, condición por encima de su límite de resistencia.

Además de EE. UU., también se habían implicado en la búsqueda Australia, India y Singapur, con equipamientos especiales que pudieron ayudar a localizar el submarino. El rescate estaba centrado en nueve puntos dentro de una zona de diez 10 náuticas siguiendo el rastro de las fugas de combustible y los campos de magnetismo detectados, que podrían indicar la presencia de la nave.

Muestran restos de submarino seccionado en tres, donde murieron 53 pasajeros