Un pedófilo que fingía ser corredor de bolsa chantajeó a casi 2.000 personas para que cometieran repulsivos delitos sexuales

Un pedófilo que fingía ser corredor de bolsa chantajeó a casi 2.000 mil personas
Un pedófilo que fingía ser corredor de bolsa chantajeó a casi 2.000 mil personas

Abdul Hasib Elahi prometía a sus víctimas miles de libras por imágenes de posados y enviaba falsas capturas de pantalla de dinero saliendo de su cuenta para convencerlas

Un pedófilo que fingía ser corredor de bolsa chantajeó a casi 2.000 personas para que cometieran repulsivos delitos sexuales

Abdul Hasib Elahi, un pedófilo británico de 26 años que explotó y chantajeó a casi 2.000 víctimas en todo el mundo, ha admitido un total de 158 cargos, informó este lunes la Agencia Nacional de Crimen del Reino Unido (NCA por sus siglas en inglés) que se declaró sorprendida "la sádica depravación" del delincuente. 

Entre los cargos figuran chantaje a personas para que cometan terribles abusos contra ellos mismos, sus hermanos o niños, divulgación de fotos privadas, distribución de imágenes indecentes, fraude, así como posesión de pornografía extrema, causa o incitación a la explotación sexual de menores y posesión de más de 65.000 imágenes indecentes de niños, incluidos bebés violados. Todos los delitos fueron cometidos entre el 1 de enero del 2017 y el 7 de agosto del 2020.

Elahi, que se declaró culpable en audiencias separadas en el Tribunal de la Corona de Birmingham a lo largo de los últimos seis meses, fingía ser un millonario corredor de bolsa y chantajeaba a sus víctimas para que cometieran delitos sexuales en línea. Escogía a víctimas que estaban endeudadas o que eran demasiado jóvenes para acceder legítimamente en sitios web de 'sugar daddy' (aplicaciones en las que hombres adultos y económicamente estables buscan mujeres jóvenes que los acompañen a cambio de dinero y regalos lujosos), y las engañaba para que le enviaran fotografías en las que aparecían desnudas total o parcialmente, menciona la NCA. Asimismo, prometía pagarles miles de libras por imágenes de posados y enviaba falsas capturas de pantalla de dinero saliendo de su cuenta para convencer a sus víctimas.

Según la agencia, Elahi buscaba la gratificación sexual de ejercer poder y control sobre sus víctimas y demostró cero simpatía por ellas.

Venta de fotografías a través de la nube

La investigación de la NCA cifra las víctimas en al menos 196 y establece que el acusado contactó con unas 600 personas en línea en Reino Unido. Asimismo trató de contactar a 1.367 mujeres en Estados Unidos, al tiempo que buscó víctimas en otros 20 países, entre ellos Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

"Cuando recibía suficientes imágenes reveladoras, él amenazaba con revelar las fotografías a los familiares y amigos de las víctimas, a menos que le enviasen más", agrego la NCA. Muchas de las víctimas estaban tan aterrorizadas que no tenían más opción que cumplir.

Sarah Ingram, fiscal especializada del Crown Prosecution Service, condenó este domingo a Elahi por su nivel de depravación y los efectos que sus actos tendrán en las víctimas. "Los crímenes que Elahi ha cometido en todo el mundo fueron horrorosos y sádicos. Él intimidó a niños vulnerables y a mujeres para involucrarse en actividades sexuales y luego los chantajeó por su propio interés", agregó.

Elahi vendió fotografías a través de la nube y la vía encriptada de la aplicación Telegram, obteniendo más de 25.000 libras esterlinas (35.420 dólares).

Tony Cook, jefe de operaciones de la NCA, manifestó que "el equipo de investigación ha quedado horrorizado por la sádica depravación de Elahi" y "la escala mundial de su ofensa".

Asimismo, la representante de la línea de ayuda The Revenge Porn, Sophie Mortimer, explicó que han estado trabajado con la NCA durante más de 18 meses para eliminar el contenido en linea en beneficio de las víctimas.

"Hemos logrado eliminar miles de imágenes, pero existe más contenido y este trabajo continuará durante muchos meses, no es simplemente desnudez o algo sexualmente gráfico, es violento, degradante y profundamente dañino", agregó.

Una segunda acusada, Kirsty Nicholls, de 35 años, de Northolt (Middlesex), también admitió su culpabilidad en algunos delitos. Ella conoció a Elahi del sitio web 'sugar daddy' y juntos admitieron dos agresiones sexuales contra un niño y ambos admitieron haber tomado imágenes indecentes del niño.

Ella será juzgada los días 9 y 10 de septiembre en la corte de Birmingham Crown.

Un pedófilo que fingía ser corredor de bolsa chantajeó a casi 2.000 personas para que cometieran repulsivos delitos sexuales
Comentarios