Retan a Bolsonaro y piden su destitución

Retan a Bolsonaro y piden su destitución
Retan a Bolsonaro y piden su destitución

Lanzan manifestantes consignas contra el mandatario en varias ciudades de Brasil por su afrenta a instituciones y mal manejo de la pandemia; aprovechan para exigir vacunas

Retan a Bolsonaro y piden su destitución

Decenas de disidentes exigen la destitución del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, al desafiar el poder que mostró la semana pasada con multitudinarias movilizaciones de respaldo durante el Día de la Independencia.

Pese a una menor convocatoria que las marchas del pasado 7 de septiembre, los críticos, vestidos en su mayoría de blanco, se hicieron escuchar al grito de “Fuera Bolsonaro”, para sumar adeptos y poner fin a su gobierno.

Los ciudadanos, incluso ligados a la derecha, también lanzaron consignas contra su gobierno por presunta corrupción, por la crisis económica que elevó principalmente el costo de alimentos y de la electricidad, por el desempleo y hasta el mal manejo de la pandemia, poniendo en duda el mandato del ultraderechista en ciudades como Río de Janeiro, Brasilia y Sao Paulo, entre otras.

Por ello, impulsado por grupos que hace tiempo exigieron la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff, retiraron el llamado para abrir un juicio político contra Bolsonaro por su constante afrenta a las instituciones y la democracia en el país, luego de convertir al Tribunal Superior en su blanco preferido.

Incluso, demandaron al Poder Legislativo a tomar en cuenta su papel en la situación que vive el país, al recordarles que con sus acciones ellos también corren el riesgo de ser removidos o no ser elegidos en 2022 si respaldan las acciones de Bolsonaro, luego de decenas de negativas a emprender acciones legales contra el derechista.

Los reclamos por parte de movimientos como Brasil Livre y Vem Pra Rua, que buscan una tercera opción entre Bolsonaro y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, aumentaron con las movilizaciones que impulsó el propio mandatario la semana pasada al insistir que buscara que congresistas quiten del cargo al magistrado Alexandre Moraes, a quien responsabiliza por el arresto de simpatizantes y advirtió que no acataría sus fallos. Incluso, busca impedir que el juez llegue al principal cargo del Tribunal, que prevén asuma el próximo año.

Y es que tacha al juzgador de actuar por consigna contra sus seguidores por presuntamente difundir noticias falsas, aunque después minimizó sus ataques contra el órgano judicial al reconocer que sus declaraciones fueron “al calor del momento”.

Muestra de las críticas hacia el mandatario es la caída en el índice de aprobación que mantiene; no obstante, Bolsonaro ha rechazado todos los intentos para removerlo del cargo, asegurando que sólo Dios lo podría separar de la presidencia. Asimismo, refrendaron que el objetivo es hacerle ver al mandatario que no tiene el respaldo de toda la población, luego de que mostrara su poder de convocatoria, aprovechando un día festivo.

Los manifestantes forman parte de grupos que demandaron en el pasado un impeachment contra Bolsonaro por el manejo de la pandemia que ha dejado 586 mil muertos en el país y están por alcanzar los 21 millones de contagios, ubicándose como la segunda nación de América con más infectados por las variantes de esta enfermedad.

Incluso, algunos manifestantes, aprovecharon las movilizaciones para exigir más vacunas y así frenar los contagios de coronavirus en el país, pues se ubica lejos del avance reportado por naciones del continente como Uruguay, Chile, Canadá y Estados Unidos.

También señalaron que después de más de un año de lucha contra la pandemia, Brasil sigue siendo uno de los más afectados por el virus en la región, por lo que Bolsonaro debería concentrarse más en temas sanitarios que en órdenes contra instituciones o pensando en una reelección que se votará hasta el próximo año.

 

Retan a Bolsonaro y piden su destitución