martes. 26.05.2020 |
El tiempo

Sobreviviente del Holocausto: «No entiendo cómo la gente no puede aguantar dos semanas en sus casas»

Elsa Soslowska, de 96 años de edad, envió un mensaje a quienes se quejan de la cuarentena impuesta por gobiernos del mundo para contener la propagación del covid-19. "Yo estuve tres años escondida en un pozo bajo tierra para que no me mataran", contó
Sobreviviente del Holocausto: «No entiendo cómo la gente no puede aguantar dos semanas en sus casas»

Una sobreviviente del Holocausto hizo una importante reflexión sobre la cuarentena por el coronavirus. Gobiernos de todo el mundo han implementado el distanciamiento social para tratar de evitar la propagación de esa enfermedad.

Connie Ansaldi compartió un video en Instagram de su abuela Elsa Soslowska, de 96 años de edad, el cual se hizo viral en redes sociales por la dura experiencia que contó sobre el Holocausto. Durante la Segunda Guerra Mundial, millones de judíos perdieron la vida en campos de concentración o exterminio de la Alemania nazi.

Soslowska quiso enviarle un mensaje a las personas que se quejan por permanecer algunas semanas en sus casas o se niegan a cumplir la medida.

“Yo estuve tres años escondida en un pozo bajo tierra para que no me mataran y dos años en el guetto. Sin bañarme y casi sin comida. ¿La gente no puede aguantar dos semanas en sus casas?”, manifestó la sobreviviente del Holocausto.

Ansaldi, consultora de medios digitales en Argentina, indicó que había conversado bastante con su abuela sobre lo que ocurre ahora en el mundo con el covid-19, e  Instaron a cuidar de los adultos mayores.

«​Hablamos mucho de lo que está pasando. Ella no tiene miedo por ella, pero por nosotros sí. Cuidemos a la abuelita. La Mía. Las de todos. Los vulnerables y los sanos que quizá se verán afectados. Todo tiene solución, salvo la muerte. Esta también es una guerra, y el enemigo es invisible. Yo me quedo en casa, quédate tú también», escribió.

Sobreviviente del Holocausto: «No entiendo cómo la gente no puede aguantar dos semanas en sus casas»
Comentarios