Jueves. 17.10.2019 |
El tiempo

'Acepto disculpa pero no perdono'

 La policía federal Lorena González Hernández, acusada injustamente por el secuestro y homicidio del menor Fernando Martí, consideró que tanto el entonces procurador capitalino Miguel Ángel Mancera, como los jueces que la encarcelaron por siete años, deben disculparse por el daño que le provocaron a ella y a su familia
'Acepto disculpa pero no perdono'

En entrevista luego de recibir la disculpa pública por parte de la procuradora General de Justicia (PGJ) local, Ernestina Godoy, y del presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra, dijo que si bien aceptó la disculpa no perdona todo el daño que le causaron.

 

“Acepto la disculpa, pero no perdono. Por el daño que nos causaron, veo a mi hijo, veo a mi madre, a mis hermanos y hay secuelas”, advirtió.

 

Cuestionada sobre si quien debía ofrecer la disculpa pública es el hoy senador Miguel Ángel Mancera, quien al frente de la PGJ habría fabricado pruebas para acusarla de pertenecer a una banda que secuestro en junio de 2008 al menor Fernando Martí, apuntó que “definitivamente sería más representativo y me ayudaría más a que se repare el daño”.

 

Lorena González, licenciada en Derecho y Negocios Internacionales, quien ya fue reincorporada a su puesto en la Policía Federal, donde le restituyeron todos sus derechos, recordó el viacrucis que vivió cuando la detuvieron elementos de la procuraduría capitalina, pues fue presentada a los medios como jefa de una banda de secuestradores y le fabricaron pruebas con testigos inexistentes.

'Acepto disculpa pero no perdono'
Comentarios