Catorce hospitalizados, ocho de ellos graves y 45 viviendas colapsadas: el saldo de la explosión en toma de gas de Puebla

Catorce hospitalizados, 8 de ellos graves, y 45 viviendas colapsadas : el saldo de la explosión en toma de gas  de Puebla
Catorce hospitalizados, 8 de ellos graves, y 45 viviendas colapsadas : el saldo de la explosión en toma de gas de Puebla

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, decretó dos días de luto por las víctimas y actualizó la información del saldo de la explosiones que se registraron el domingo en San Pablo Xochimehuacán por una toma clandestina para robar combustible

Catorce hospitalizados, ocho de ellos graves y 45 viviendas colapsadas: el saldo de la explosión en toma de gas de Puebla

La mañana de este lunes, las autoridades de Puebla declararon “luto estatal” y reportaron 14 pacientes hospitalizados —cinco de ellos muy graves— por la explosión que se registró el domingo en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en San Pablo Xochimehuacan, Puebla.

Miguel Barbosa, gobernador de la entidad, decretó 48 horas de luto por los heridos de gravedad y la persona que falleció la madrugada del domingo tras una serie de explosiones ocasionadas por una toma clandestina para robar combustible.

“Tomé la decisión de que tengamos dos días de luto por esta tragedia y moños negros en todas las oficinas de gobierno por el mes de noviembre y un repudio a la delincuencia, al crimen organizado y a este desorden”, dijo en conferencia de prensa junto al alcalde Eduardo Rivera y la Comisión Interinstitucional.

José Antonio Martínez García, Secretario de Salud del Estado de Puebla, dijo que en su momento se tuvieron a “17 personas atendidas en diferentes hospitales”, pero que actualmente ese número se había reducido a catorce debido a que tres pacientes habían sido dados de alta.

“Tuvimos tres altas, que fueron adultos con quemaduras de primer y segundo grado, equiparables con quemadura por exposición solar, que no requirieron ingreso. Hasta el momento hay 14 pacientes hospitalizados, ocho de ellos considerados como graves. Dentro de estos hay cinco intubados (considerados muy graves) y 6 pacientes cuyo estado de salud es delicado”, informó Martínez García.

“Todos están distribuidos en tres nosocomios: nueve en el hospital General del Norte, dos en la Unidad de Quemados y Traumatología y Ortopedia; y tres en la Unidad de Quemados Pediátrica del Hospital del Niño Poblano”, agregó el funcionario estatal, quien también aseguró que se estaba brindando la atención adecuada a todos los pacientes.

En la madrugada de este domingo 31 de octubre se registraron tres explosiones de gran magnitud en este municipio de Puebla, que ocasionaron daños a 17 personas y graves destrozos en más de 50 viviendas.

“A las 2:50 se registraron aproximadamente cuatro explosiones de diferentes magnitudes en el lugar con un radio de 800 metros, originadas por la acumulación de gases. Se informó que se inició el fuego al tener contacto con algún punto de ignición, probablemente un transformador eléctrico que fue lo que terminó ocasionando la explosión”, informó Javier González del Villar, director general de Pemex Logística.

Ana Lucía Hill Mayoral, Secretaria de Gobernación del Estado de Puebla, confirmó que “45 viviendas resultaron colapsadas o con daños estructurales graves; 32 viviendas con daño moderado y 107 con daños superficiales”.

Durante los hechos se evacuaron 2.000 personas de las cuales más de cien se mantienen en albergues habilitados.

Este lunes comenzaron los trabajos de levantamiento de escombros en la zona cero del accidente y arrancaron las investigaciones correspondientes.

“Lamentable que haya perdido la vida una persona hasta ahora, y se encuentren heridos quince más, a causa de la explosión de un ducto de Pemex en Puebla”, apuntó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, este domingo en sus redes sociales.

Esta no es la primera ocasión en que el robo de hidrocarburo ocasiona graves accidentes en México.

El 18 de enero de 2019, el municipio de Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, acaparó la atención internacional debido a la explosión ocurrida en un oleoducto de Pemex, la cual dejó 137 muertos y decenas de heridos.

La explosión se produjo cuando centenares de vecinos aprovechaban una fuga en un oleoducto para sustraer gasolina, justo después de que el presidente hubiera declarado el combate frontal contra esta práctica, conocida popularmente como “huachicol”.

Catorce hospitalizados, ocho de ellos graves y 45 viviendas colapsadas: el saldo de la explosión en toma de gas de Puebla
Comentarios