Marina decomisó 2.5 toneladas de metanfetamina en isla de Baja California

Marina decomisó 2.5 toneladas de metanfetamina en la isla de Baja California
Marina decomisó 2.5 toneladas de metanfetamina en la isla de Baja California

El cargamento era transportado envuelto en cientos de paquetes a bordo de una embarcación sin placas cerca de la Isla de Cedros

 

Marina decomisó 2.5 toneladas de metanfetamina en isla de Baja California

La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) decomisó una embarcación que transportaba alrededor de 2 mil 500 kilogramos de metanfetamina cristalizada en Baja California.

De acuerdo con el reporte, la droga estaba envuelta en paquetes, dentro de un vehículo acuático que navegaba en inmediaciones de la Isla de Cedros el pasado 7 de octubre.

Personal de la Semar avistó la unidad e intervino ante posibles actos delictivos, debido a que la embarcación no tenía matrícula. Además, cinco sujetos viajaban de manera sospechosa con los empaques. Al realizar una inspección, los agentes se percataron que el cargamento era de metanfetaminas.

Los cinco tripulantes, junto con el narcótico y 4 mil litros de combustible, fueron incautados y puestos a disposición de las autoridades ministeriales.

Efectivos de la Segunda Región Naval transportaron la droga a sus instalaciones y después fue llevada para su análisis a la adscripción local de la Fiscalía General de la República.

Hasta el momento no se ha informado a qué cartel pertenecería el cargamento, pero en Baja California operan el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación. Se desconoce si esto fue fabricado en México o se trata de narcóticos provenientes de Sudamérica.

En julio pasado, la Secretaría de Marina recuperó 728.600 kilogramos de cocaína que era transportada en una embarcación proveniente de Ecuador y que se desplazaba por costas de Acapulco, Guerrero.

De acuerdo con el reporte de la dependencia, agentes de la Octava Región Naval detuvieron a cinco personas, quienes estaban en posesión de 619 paquetes del narcótico y cuyo peso neto fue de 609.479 kilos.

El pasado 18 de julio los efectivos de la Semar realizaban labores de vigilancia como Guardia Costera en costas de Acapulco, cuando la tripulación de un buque patrulla interceptora observó a una embarcación tipo Imemsa con dos motores fuera de borda y cinco personas a bordo.

El vehículo marino se desplazaba a alta velocidad y de manera sospechosa aproximadamente a 152 millas náuticas (281 kilómetros) al sur del puerto de Acapulco.

De inmediato se estableció un operativo en que fueron desplegadas cinco unidades de superficie (buques), una unidad aeronaval y personal de Infantería de Marina para su intercepción.

“Los tripulantes al verse sorprendidos arrojaron al mar la carga que transportaban, siendo recuperada por personal de esta Institución”, informó la Semar.

Además de la cocaína fueron asegurados 1,150 litros de combustible, alojados en 23 bidones con capacidad de 50 litros cada uno, el cual es empleado para abastecer las embarcaciones que realizan actividades ilegales en la mar; a bordo también había bidones vacíos.

Los detenidos, tres mexicanos y dos ecuatorianos, así como la carga ilícita, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de República para integrar la carpeta de investigación correspondiente.

A principios de agosto reciente, agentes de la Marina aseguraron más de una tonelada y media de marihuana en Manzanillo, Colima, la cual estaba destinada al mercado negro de Sudamérica y tenía como destino el país de Chile.

De acuerdo con el reporte, los hechos ocurrieron el pasado 4 de agosto cuando personal de la Sexta Región Naval aseguró mil 712.8 kilogramos del enervante en el puerto aduanal de Manzanillo. La droga estaba oculta en cinco contenedores que serían descargados en la ciudad de Santiago, capital de la nación chilena y su urbe principal.

Los agentes realizaban una inspección de rutina cuando notaron que al interior de los depósitos había cajas fabricadas que no correspondían al diseño del contenedor y ocultaban la carga ilícita.

Ya sea en cateos, vehículos abandonados, puertos, retenes, aduanas o inspecciones con binomios caninos, las fuerzas federales han contabilizado cantidades industriales de droga que se fabrican o atraviesan el país.

Pese a los grandes decomisos, los datos muestran que el narco no ha mermado sus actividades en el país. El negocio de tráfico de estupefacientes continúa y decenas de miles mueren por sobredosis en Estados Unidos, mercado principal de los cárteles mexicanos.

Marina decomisó 2.5 toneladas de metanfetamina en isla de Baja California
Comentarios