Miércoles. 11.12.2019 |
El tiempo

20 años del “Día internacional contra la violencia hacia la mujer”

Hoy día 25 de noviembre se celebra el Día internacional contra la violencia hacia la mujer se eligió esta fecha durante el “I Encuentro Feminista Latinoamericano y Caribe” celebrado en Bogotá en 1981 en conmemoración del violento asesinato de tres activistas políticas en los años sesenta
20 años del “Día internacional contra la violencia hacia la mujer”

En 1999 la ONU dio carácter oficial a la celebración del 24 de noviembre como “Día Internacional contra la violencia hacia la mujer”. Han transcurrido 20 años desde entonces. Es un día de hacer balance y pensar ¿Qué ha sucedido en estos 20 últimos años en España? ¿En qué hemos avanzado? ¿Qué nos queda por hacer?. Tomemos en consideración algunos datos concretos para hacer estas reflexiones:  por un lado los avances legislativos y por otro lado la situación real con las estadísticas, aún incompletas, con las que contamos desde 2003.

La Ley en España                         

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género consagra y garantiza a las mujeres, que son o han sido víctimas de violencia de género, una serie de derechos, con la finalidad de que puedan poner fin a la relación violenta y recuperar su proyecto de vida.

Igualmente la Ley establece medidas de sensibilización en el ámbito educativo para los menores, en el ámbito de la publicidad para los adultos de manera que se respete la imagen de igualdad y dignidad de las mujeres, y en el ámbito sanitario, policial y jurídico para la efectiva aplicación de los responsables de esta protección especial a las mujeres y los menores que se encuentran dentro del entorno familiar.

Las mujeres víctimas de violencia cuentan con una serie de derechos reconocidos legalmente. Estos derechos son universales y todas las mujeres que sufran o hayan sufrido algún acto de violencia de género tienen garantizados los mismos, con independencia de su origen, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social:

Derecho a recibir información jurídica y de sus derechos que está garantizado a través del servicio del 016 de información y derecho de asesoramiento jurídico gratuito.

Derecho a la asistencia social integral incluye servicios sociales de atención, de emergencia, de apoyo y acogida y de recuperación integral.

Derecho a la asistencia jurídica gratuita, con independencia de la existencia de recursos para litigar, se les prestará de inmediato, en aquellos procesos y procedimientos administrativos que tengan vinculación, deriven o sean consecuencia de su condición de víctimas

Derechos laborales y prestaciones de Seguridad Social para evitar que, a causa de la violencia que sufren, abandonen el mercado laboral por ello se procura la conciliación del trabajo con la situación de violencia de género, se garantiza su protección si se ven obligadas a abandonar su puesto de trabajo, y se procura también su inserción laboral en caso de que no estuviesen empleadas.

Derecho a percibir ayudas sociales si carecen de rentas que, en cómputo mensual, superen el 75 por ciento del salario mínimo interprofesional y tienen especiales dificultades para obtener un empleo, dada su edad, falta de preparación general o especializada o sus circunstancias sociales, lo que se acredita mediante el informe emitido por el Servicio Público de Empleo correspondiente.

Derecho a protección preferente en el acceso a la vivienda con la posibilidad de acogerse a la suspensión de los lanzamientos sobre viviendas habituales, además cuentan con la consideración de “sector preferente” a los efectos de las ayudas previstas en el Plan Estatal de Vivienda.

Igualmente los hijos y las hijas de las víctimas de violencia de género que se vean afectados por un cambio de residencia derivada de los actos de violencia de género, tienen derecho a su escolarización inmediata en su nuevo lugar de residencia. También tienen preferencia para conseguir becas para cursar estudios.

Derecho a recibir apoyo económico y de las instituciones para poder salir adelante tras la situación de violencia.

Las estadísticas ponen de manifiesto la cruda realidad

En el año 2003 se comienzan a recoger en España las estadísticas de mujeres fallecidas por violencia de género: desde entonces han muerto 1026 mujeres, la mayoría de ellas dejando hijos menores. Sólo en lo que va de año en España han sido asesinadas en estas circunstancias más de 50 mujeres.

Cada año mueren asesinadas por sus parejas o exparejas de cincuenta a setenta mujeres en nuestro país y centenares de ellas sufren malos tratos físicos y psicológicos.

Por si fuera poco, los datos de denunciantes y testimonios de las mujeres supervivientes a las situaciones de violencia machista también son aterradores.

Por tanto la conclusión es clara: hemos avanzado mucho, pero queda aún mucho camino por recorrer

Efectivamente, se han instaurado medidas para la protección de las mujeres: legales con nuevas normas procesales que crean nuevos órganos judiciales denominados juzgados de violencia contra la mujer y nuevos procedimientos, junto con nuevas normas sustantivas penales y civiles para conseguir la efectiva protección judicial e institucional; también medidas de sensibilización, prevención y detección en el ámbito educativo, de la publicidad y los medios de comunicación, destacando especialmente las instauradas en el ámbito sanitario, policial y judicial.

Hemos avanzado, sí, pero los datos con que contamos de mujeres fallecidas a manos de sus parejas o exparejas, mujeres que sufren malos tratos y menores afectados por esta violencia, siguen siendo espeluznantes. En pleno siglo XXI muchas mujeres sufren este tipo de violencia y aún muchas de ellas viven aterradas sin saber qué hacer bajo la constante amenaza del maltrato.

Ante esta situación mi deseo es que algún día no tengamos que celebrar ningún día internacional contra la violencia hacia las mujeres, porque se haya conseguido erradicar este mal de la sociedad. Entre todos tenemos que construir un mundo mejor para nuestras hijas e hijos y es nuestra responsabilidad concienciarnos de este problema.

En este sentido hemos recorrido un largo camino por la igualdad y para pedir medidas que erradiquen cualquier género de violencia machista, pero todavía queda mucho por hacer en todos los ámbitos: jurídico, educativo, laboral, sanitario, policial, farmacéutico, deportivo, artístico, de las TIC, de los medios de comunicación, entre otros. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros?... Reflexionemos también al respecto.

No a la violencia de género y no a cualquier género de violencia.

20 años del “Día internacional contra la violencia hacia la mujer”
Comentarios