martes. 01.12.2020 |
El tiempo

Una adolescente rusa sobrevive a una masacre gracias a hacerse la muerta

¡Ver para creer! Una joven de 16 años logró salvar su vida, haciéndose pasar por muerta, en la fiesta en que un hombre tiroteó a todos los asistentes, convirtiendo la celebración en una auténtica masacre

Una adolescente rusa sobrevive a una masacre gracias a hacerse la muerta

Sus compañeras no corrieron la misma suerte

La masacre, según informa el digital Clarín, sí se llevó a las dos amigas de la protagonista, quienes la habían acompañado a la celebración. Mientras que una de ellas, de 18 años, murió por los tiros, la otra, de tan sólo 17 años, se encuentra en internada en grave estado a causa de dos disparos en el abdomen.

¿Dónde sucedió?

La ciudad rusa de Ekaterimburgo fue el centro de la fiesta que se convirtió en masacre cuando, inesperadamente, el anfitrión se hizo con un rifle de alto calibre y, uno a uno, fue asesinando a todos sus invitados. ¡Le debió sentar fatal el confinamiento!

¿Dónde conocieron a los anfitriones de la fiesta?

Pues, sí, tal y como imaginan: en Internet. Las tres jóvenes (Maria Kosintseva, de 16 años; Polina Bardina, de 18,  y Viktoria Paustovskaya, de 17) contactaron con 3 hombres por las redes sociales y se pusieron de acuerdo para salir juntos. Primero se montaron en un coche y después acudieron al domicilio del asesino, que, además, fue el que organizó la fiesta.

Los hombres eran mucho mayores

Frente a estas chicas, dos de ellas aun menores de edad, los hombres casi les doblaban en edad: Oleg Bregnev, de 36años, Anton Anisimov, de 32, y Dmitry Zakharov, de 34. El asesino fue Zakharov, guardia de seguridad y padre divorciado quien, en un momento de la fiesta abrió fuego mientras gritaba: "¡Juguemos!"

Mientras la joven escuchaba como el sujeto iba disparando uno a uno a todos los asistentes al encuentro, incluidos a sus propios amigos, decidió "fingir estar muerta" pues "tenía mucho miedo para salir de debajo de los cuerpos" ya fallecidos del resto de asistentes.

Cura y salvación

Fue así que tanto Kosintseva como Paustovskaya pidieron por redes sociales ayuda a través de terroríficos mensajes y aguantaron 4 horas hasta que llegó la policía, que derribó la puerta de la casa, cuando el asesino se suicidó.

Esperamos que con esta trágica historia, todos los lectores más jóvenes de ESTRELLA DIGITAL tomen un poquito de conciencia de que este tipo de acontecimiento no sólo acontecen en las películas y que, por supuesto, han de tener mucho cuidado con las redes sociales y las personas que conocen virtualmente: no hay garantía de que estén mentalmente sanos.

11 personas asesinadas durante el ataque a un bar nocturno en Guanajuato

Mujer roció con gas pimienta a acosador sexual callejero

Una adolescente rusa sobrevive a una masacre gracias a hacerse la muerta
Comentarios